Reinventarse después de los 50

Estudiar, emigrar, emprender. Cualquier cosa es posible

 

 

Reinventarse después de los 50... ¿para qué?

Reinventarse después de los 50 es algo que muchas personas han deseado hacer en algún momento. La pregunta: ¿lo lograron?

Emigrar, estudiar, emprender. Superar algún dolor y dejarlo ir. Vivir como se ha querido vivir pero las circunstancias lo han impedido. ¿Les suena familiar?

Pues eso, de eso se trata esta serie.

Compartiendo mi historia

Mi historia es un poco extraña. Yo me hice consciente de cómo se destruyó mi vida a partir del bullying y el mobbing que viví hace muchos años y que fue algo que olvidé, imagino que fue una defensa de mi mente para poder seguir. Pero lo recordé. Lo recordé y en algún momento quise reinventarme. Pero lo quise hacer lejos de mi país y entonces me fui a España a estudiar. Y fue ahí que recordé mi vida.

Recordar para mí fue doloroso, pero también fue mágico porque asimilé lo aprendido durante años y años, pero que  no lo había comprendido en profundidad: que uno es el arquitecto de su destino. Que uno crea su realidad. Que la realidad existe dentro de la mente de cada uno y que como la realidad es mental, los cambios son posibles.
 
Yo tenía tan dañada mi autoestima, que hubo un tiempo, ese tiempo que es el que uno emplea para diseñar su vida y su futuro, en que me escondí porque sentía vergüenza de estar viva, de que se dieran cuenta mis agresores que yo quería desarrollarme y vivir.

La importancia del perdón en ese proceso de empezar de nuevo

Ya me perdoné por pensar así. Sobre todo porque aquellos que me lastimaron de esa manera, ni siquiera recuerdan lo que me hicieron. Por tanto, junté mis pedazos. Lo hice con amor y con perdón tanto hacia mí como hacia ellos, porque el perdón me libera. Así que, aquí estoy, continuando un proceso de cambio, haciendo ajustes a la idea original de reinventarme, es decir, autoactualizándome, agradecida con la vida y con el universo por todo lo que tengo y por supuesto, por todo lo que soy. Yo no sería quién soy si no hubiera vivido lo que viví, por esto agradezco lo que pasó y sigo mi vida hacia adelante, con la vista fija en mi meta. Pensando en el sol y en la luz.

El asunto de la edad

Yo espero que ya nadie piense que “es muy viejo o vieja para hacer tal cosa”, porque, déjenme decirles que eso es totalmente absurdo y pensar así sí es algo viejo y fuera de moda. Por qué?

Cada vez vivimos más años

Sí, el promedio de vida cada vez aumenta más, por lo que tener esa mentalidad de que “ya soy viejo para hacer tal o cual cosa” nos puede condenar a vivir el resto de la vida sin hacer nada.

Emprendiendo la vida, programación

Reproducir vídeo
Para adaptarse a una nueva cultura, primero hay que adaptarse. Seguir todo un proceso que va a culminar en la aceptación o el rechazo de la nueva cultura
Reproducir vídeo
Hemos aprendido que el fracaso es algo que hay que evitar. Sin embargo, siempre existe la posibiliad de fracasar, y enfrentarlo trae muchas enseñanzas
Reproducir vídeo
La tristeza nos habla de que algo no marcha bien y que deberíamos de sentarnos y buscar cuál es la causa de nuestra desdicha. A veces, vivir la tristeza es muy bueno
Reproducir vídeo
Cuando empezamos a vivir, hacemos todo por imitación. Tal vez no tenemos ni idea de quiénes queremos ser y aceptamos las sugerencias de los demás. Y es hasta que ya estamos muy grandes que lo comprendemos