Hablemos de la vida

Conocerse a uno mismo

Si le preguntamos a cualquiera por la calle si se conoce, nos dirá que sí. Y cuando en su casa, se mire al espejo, podrá decir: “ese o esa soy yo”…

De qué van mis contenidos y a quién?

Hay varias cosas muy importantes que no tienen un precio: conocerse a uno mismo, saber respirar, abrir un puente con el inconsciente, saber relajarse, programar la mente y atraer lo que necesitamos… 

Esas cosas maravillosas han estado catalogadas siempre como cosas esotéricas, ocultistas y nada más alejado de la realidad.

Acuerdos de percepción

Como dijo Miguel Ruiz, en Los 4 acuerdos toltecas, vivimos un sueño personal dentro de un sueño planetario y creemos que lo que percibimos es la realidad. Cierta vez leí un artículo de un niñito que se quedó ciego muy chico. Vivió así hasta llegar a la edad adulta en que supieron que podrían operarle y que podría recuperar la vista. Y así lo hicieron, pero el niño que ya era un adulto, no podía ver nada, no entendía nada de lo que veía más bien. Y siguió ciego aunque sus ojos podían ver. 

¿Por qué sucedió esto? Porque nosotros vemos por acuerdos. Percibimos lo que nos enseñan a percibir. Y aprendemos a distinguir las cosas que nos van mostrando y nos van señalando qué son y para qué sirven.

No existe lo que llamamos materia. No hay nada sólido. Sólo átomos vibrando a diferente velocidad. O muy separados o muy unidos y esa distancia, junto con la vibración es lo que va a dar la percepción de dureza, de solidez, a los objetos. Nada más.

Todo es información y energía.

Estamos dentro de un Todo o fuente primordial, como las gotas de agua que forman el mar. Una gota de agua es el mar. Así nosotros podemos decir lo mismo: que formamos al todo y que nosotros somos el todo. Si les interesa el tema, les recomiendo un libro que lo explica super bien: el Kybalion.

Esas cosas que enumeré al principio: saber respirar y relajarse, abrir un puente con el inconciente y conocerse a uno mismo son lo que constituyen la realidad. Lo demás es ilusión. Maya fabricada por nosotros mismos. Acuerdos que nos hicimos para explicar y explicarnos.

Si creamos un puente con el inconsciente, vamos a tener acceso a nuestra totalidad. Si  nos conocemos a nosotros mismos, conoceremos al universo. Si aprendemos a respirar y a relajarnos, nos podremos sanar de muchos dolores. 

La psicología, la filosofía, diferentes ideologías, nos pueden servir para iniciar ese viaje hacia adentro de nosotros mismos… pero el viaje no termina ahí. Porque es cuando empieza lo verdadero: vamos a crearnos a nosotros mismos si nos atrevemos a conocernos. Si enfrentamos nuestra sombra. Si queremos ser verdaderos. No una simple máscara.

Si te gusta lo que acabas de leer, este lugar es tuyo. Quiero compartir con vos todo lo que he aprendido a lo largo de mi vida. En video, publicaciones, podcast, audiolibros…

Te invito a visitar mi sitio en Patreon. Quiero crear una comunidad de personas que andan en búsqueda de aliviar su incertidumbre.

Este es el enlace: 

https://www.patreon.com/Ileana_Chacon

 

Deja un comentario