Tu cuerpo, tu mente, tu espacio

Cuerpo y mente en el entorno: lugares sagrados

En este sitio estamos definiendo al cuerpo, a la mente y al entorno como lugares sagrados… ¡porque lo son! Nuestro cuerpo nos limita con el exterior. De esta manera podemos prevenir enfermedades e impedir que entren cosas que puedan ser nocivas para nosotros. La mente, nuestra mente, es un lugar más amplio, más vasto. Más abstracto. Pero al igual que sucede con el cuerpo, debemos protegernos de la influencia del exterior que muchas veces puede resultar negativa para nosotros, por la manipulación excesiva de la propaganda. Entonces, se vuelve muy importante que aprendamos a discernir entre lo útil de lo inútil, lo importante de lo que no lo es. Lo verdadero de lo falso.

Y en cuanto al entorno, nuestro entorno, que es ese espacio en donde nos movemos día a día: nuestra casa, nuestro barrio, nuestro trabajo, los lugares de ocio y entretenimiento, nuestro y de nuestra familia, es importante verlo también como un lugar sagrado, para que no existan situaciones amenazantes que nos llenen de miedo.

Tu cuerpo

Tu cuerpo es solo tuyo. De nadie más. Por eso, tienes todo el derecho a información sobre salud.

Tienes todo el derecho a recibir información veraz sobre tu enfermedad y su manejo. Tienes derecho a preguntar, a salir de dudas, a aprender cómo manejar tu enfermedad.

Tu mente

ue gobierna a tu mente. No es tu mente quien te gobierna. Mucho menos algo externo.

La información es muy importante, porque si ejercitas tu discernimiento, podrás tomar las mejores decisiones personales.

Tu entorno

El contexto en el que nos desenvolvemos es el que contribuye a la formación de tu carácter.

A veces, es bueno apagar la tele, para que no invada tu intimidad. 

Dejar un comentario